• +51(1) 7071618
  • Lunes - Viernes 9.00 - 18.00
  • info@simim.com

INICIO / NOTICIAS DE MINERIA

Trujillo: Sicarios resguardan a mafias de oro ilegal en la sierra de La Libertad

14 Febrero, 2020

Asesinos a sueldo y extorsionadores han formado bandas delictivas que operan en Parcoy, Quiruvilca y cerro El toro

Eran cinco hombres con orificios de bala en los cráneos, tendidos boca abajo y que habían sido amarrados con las camisas y polos que vestían antes de ser acribillados. Los cadáveres aparecieron cerca al río Moche, en el distrito de Laredo, La Libertad.

Agricultores del sector Las Bambas hallaron los cuerpos la mañana del 15 de enero. Se trataba de cinco mineros ilegales que llevaban en un camión, de Parcoy a Trujillo, 30 toneladas de minerales (principalmente, oro en bruto), cuando fueron atacados por sicarios.

Las pesquisas en torno a la criminalidad instalada en los caseríos de Retamas, Llacuabamba y otras zonas de la sierra liberteña con actividad minera estaban avanzadas, pero aquel crimen fue la representación más clara de los niveles de brutalidad a los que había llegado.

De acuerdo con el general PNP Raúl del Castillo, jefe de la Dirmeamb, fue un suceso que no se había registrado ni en los momentos de más cruda violencia entre las organizaciones criminales que azotaron Trujillo años atrás.

“Es un acto típico de los cárteles mexicanos dedicados al tráfico de drogas” dice del Castillo.

Parcoy, Quiruvilca (Santiago de Chuco) o el sector conocido como cerro El Toro (Sánchez Carrión) han acogido labor minera informal e ilegal desde hace varios años. Sin embargo, desde el 2018 se agravó con la incursión constante de asesinos a sueldo y extorsionadores que fueron formando bandas delictivas.

Del Castillo explica que son delincuentes que integraron mafias de cobro de cupos a empresarios y transportistas de Trujillo, y que fueron capturados entre el 2014 y el 2016. Ellos, tras cumplir sus períodos de prisión preventiva sin recibir sentencia (por falta de pruebas o exceso de carcelería), migraron a los lugares donde la minería ilegal ya movía fuertes sumas de dinero y se insertaron como brazos armados de mineros ilegales.

En el 2019, 169 asesinatos fueron perpetrados en La Libertad. El quíntuple crimen en Laredo sumó 19 homicidios en esa región durante los primeros 15 días de este año. Además, a través de informantes, la policía identificó que la sierra de La Libertad ha sido escenario de muertes a manos de sicarios que no han sido denunciadas.

Algunos testimonios de los comuneros de Retamas y Llacuabamba recogidos durante las investigaciones dan cuenta de que no es extraño ver en esos pueblos a cualquier minero ilegal resguardado siempre por dos o tres sicarios.

Los Topos del Frío fue una gran red formada por cuatro bandas delictivas que, además de la extracción ilegal de oro en Parcoy, tenían en común a los mismos transportistas y financistas (los extranjeros Ruzhong Yan y Yu Hang Liu). La policía les incautó 220 kilos de oro valorizados en US$10 millones, el mayor decomiso de oro vinculado con la minería ilegal. En el 2019 se incautó apenas un kilo y medio.

El director general de Formalización Minera del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Lenin Valencia, refiere que si bien La Libertad es una de las regiones con más problemas por minería ilegal, también es de las que tienen mayor número de mineros en vías de formalización: 4.764. Pero, según la Gerencia Regional de Energía, Minas e Hidrocarburos, hay más de 5.000 mineros ilegales en esa región.

Hay un objetivo trazado por las autoridades cuya punta de lanza fue la megaoperación del martes: evitar con un trabajo sostenido que la minería ilegal y sus delitos conexos se enquisten en La Libertad como pasó en Madre de Dios.

Fuente / Imagen: El Comercio

 

chat en Línea
X Cerrar