SIMIM NOTICIAS
Síguenos:
Lunes 24 de Enero, 2022
SIMIM NOTICIAS
Síguenos:

Investigadores estadounienses desarrollan bacterias que permitan la extracción sostenible de tierras raras

Este proceso busca igualar el coste y la eficiencia de los métodos termoquímicos tradicionales de extracción y refinamiento.



Según revela una publicación de Nature Communications, un grupo de científicos estadounidenses han presentado un estudio que describe una prueba para el desarrollo de una bacteria denominada, Gluconobacter oxydans para generar la extracción sostenible de tierras raras.  Este proceso planteado busca igualar el coste y la eficiencia de los métodos termoquímicos tradicionales de extracción y refinamiento, y al mismo tiempo, se persigue que sea los suficientemente limpio para cumplir con las normas ambientales de Estados Unidos.

“Intentamos encontrar un método ecológico, de baja temperatura y presión, para extraer los elementos de las tierras raras de una roca”, dijo Buz Barstow, autor principal del trabajo y profesor adjunto de la Universidad de Cornell, en una declaración a los medios especializados. Se debe tener en cuenta que, para satisfacer las necesidades anuales de elementos de tierras raras en EE.UU., se necesitarían unos 71,5 millones de toneladas de mineral en bruto para extraer 10,000 kilogramos de elementos. Los métodos actuales se basan en la disolución de la roca con ácido sulfúrico caliente, seguida del uso de disolventes orgánicos para separar elementos individuales muy similares entre sí en una solución.

Los científicos se pusieron a trabajar para encontrar una manera de mejorar el proceso existente. Para ello, utilizaron una tecnología llamada Knockout Sudoku, que les permitió desactivar uno a uno los 2,733 genes del genoma de G. oxydans. El equipo creó mutantes, cada uno con un gen específico eliminado, para poder identificar cuáles de ellos desempeñan un papel en la extracción de elementos de la roca. Dentro de esta optimización del proceso, también se está trabajando para encontrar formas de regular el gen que acelera la producción de ácido, y con esto, se espera crear un sistema en el que las bacterias funcionen con azúcares baratos derivados de la celulosa para obtener energía.

Fuente: World Energy Trade / Imagen: labpPerú