SIMIM NOTICIAS
Síguenos:
Martes 19 de Enero, 2021
SIMIM NOTICIAS
Síguenos:

Minera junior Lupaka Gold tras perder inversión demanda al Estado peruano por más de US$100 millones

Empresa canadiense recalca que no recibe apoyo del gobierno en el conflicto social que paraliza su proyecto de oro Invicta, en la sierra de Huaura.



La minera junior Lupaka Gold ha presentado una solicitud de arbitraje contra el Estado peruano ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), alegando falta de apoyo del gobierno central en el conflicto social que paraliza su proyecto de oro Invicta (Huaura) desde hace dos años.

Cabe señalar que en octubre de 2018, pobladores de la comunidad de Parán asaltaron el campamento minero con armas de fuego, expulsando a los trabajadores y estableciendo un bloqueo que les ha impedido explotar el yacimiento.

La empresa canadiense, preciso además que dicho bloqueo no solo los daña a ellos, sino también a la comunidad de Lacsanga, dueña de los terrenos superficiales del proyecto, con la que tiene acuerdos de beneficio mutuo.

“Ambos, Lacsanga y la empresa han exigido a las autoridades que ayuden a romper el bloqueo y restaurar el acceso a la mina. Esa ayuda no ha sido proporcionada”, remarca la empresa.

A esta situación le ha impedido honrar el préstamo que obtuvo para construir el proyecto, pues no ha podido explotar la mina en ningún momento ni generar flujo de caja para pagar la deuda.

Como consecuencia, ha perdido su inversión, y es por eso que exige al Estado peruano una compensación económica de más de US$100 millones. El monto preciso será “cuantificado durante el curso del arbitraje”, detalla.

Lupaka firmó en agosto pasado un acuerdo con la firma Bench Walk Advisors para financiar el arbitraje en Ciadi. En virtud de ello, cuenta ahora con US$4,1 millones para respaldar los costos relacionados con el proceso.

Previamente había cumplido con entregar al Ministro de Economía y Finanzas (MEF) la respectiva Notificación de Intención del reclamo arbitral, requisito previo para el inicio del arbitraje.