SIMIM NOTICIAS
Síguenos:
Lunes 02 de Agosto, 2021
SIMIM NOTICIAS
Síguenos:

Una esperanza verde para la minería en la Amazonía

La pequeña minería y la minería artesanal (MAPE) siempre han sido vistas como un gran problema por resolver.



Pero la MAPE también puede ser vista como una gran oportunidad para generar puestos de trabajo formales y oportunidades de desarrollo para la población local.

Para destapar todo el potencial de la MAPE, es indispensable legalizarla, vale decir, incluirla en la economía formal. Sin embargo, esta actividad ha demostrado ser persistentemente informal. El 26 de abril último, el Ministerio de Energía y Minas (MINEM) reconoció públicamente que el proceso de formalización minera no ha dado los resultados esperados, por lo que se debe replantear el proceso de la mano con el Congreso de la República.

Bajo ese enfoque se ha planteado la Visión de la Minería al 2030 (del Grupo Visión Minera al 2030 del Centro de Convergencia y Buenas Prácticas Minero Energéticas–Rimay), según la cual, a ese año, el Estado debe haber conseguido la formalización, la mejora del desempeño ambiental, de las condiciones de trabajo y la competitividad de la MAPE.

En esa ruta, la Comisión para el Desarrollo Minero Sostenible, constituida por el MINEM en octubre de 2019, propuso la elaboración de una Política Nacional de la MAPE.

La Política Nacional permitirá adoptar salvaguardas ambientales y sociales para eliminar los efectos negativos de esta actividad y promover la mejora en el desempeño ambiental y, de esa forma, alcanzar una MAPE competitiva y sostenible. Estas buenas prácticas permitirán eliminar gradualmente el uso del mercurio, elaborar un plan de minado que permite una operación más eficiente, adoptar el cierre progresivo de minas, y asegurar una actividad libre de trabajo precario y forzoso, discriminación y violencia de género.

Pero, para aquellos casos en los que la actividad minera es intrínsecamente ilegal, ya sea porque se desarrolla en lugares prohibidos como áreas naturales protegidas o excede los umbrales permitidos por la ley, la actividad debe ser erradicada con firmeza. Esto debe hacerse con un enfoque comprensivo, como se propone a través del Plan Integral frente a la Minería Ilegal en Madre de Dios y en ciertos distritos de Cusco y Puno, que articula una visión de seguridad y control de insumos, con la formalización, el desarrollo productivo y la protección de derechos de poblaciones vulnerables.

Fuente: Gestión / Imagen: Internet